Miembros del equipo directivo, estimados Profesores y Profesoras, personal administrativo y de servicios generales, queridos alumnos y alumnas, padres y apoderados que hoy nos acompañan, muy buenos días.

En este acto nos reunimos para dar inicio al año escolar 2020, lo hacemos como comunidad, como compañeros que recorren junto una senda o un camino de desarrollo y crecimiento. Al hacerlo en este tiempo no podemos eludir el contexto social en el que nos desenvolvemos. El estallido social es un hecho de este contexto, tanto personal como comunitario, que nos ha tocado a todos los chilenos y chilenas, nadie ha quedado indiferente frente a lo que hemos vivido y muchos hemos comprendido la profunda necesidad de mirar con nuevas perspectivas las demandas que surgen en búsqueda de una sociedad más justa, más humana y que pueda favorecer el desarrollo armónico de todos quienes habitamos esta prospera nación.

Como colegio, este contexto debe ser un hecho que permee nuestro acontecer, todo nuestro currículo integral. Las demandas que se reclaman desde la ciudadanía, debemos mirarlas, reflexionarlas y asumirlas desde la verdad del Evangelio y desde el camino de la Ignacianidad, poniendo los medios, metodologías y recursos que tenemos según nuestro modo de proceder. No es necesario inventar o crear nuevas actividades, instancias formativas, o metodologías, sino que este elemento del contexto debería darle razón y fundamento a lo que hacemos y cómo lo hacemos.

Es un tiempo propicio para que nos esforcemos en conocer, aprender y compartir la forma como Jesús se relaciona con las personas y con el mundo, volver a las fuentes del Evangelio y a la experiencia de las primeras comunidades.

La opción preferencial por los pobres, la evangelización de la cultura, el poner el amor más en las obras que en las palabras, son declaraciones desde la ignacianidad, que cobran vigencia y nos desafían en nuestra forma de educar. Al comenzar este año 2020, miremos a nuestro alrededor, no desviemos la mirada, no nos quedemos en nuestra “comodidad”, dejémonos afectar por el contexto como una oportunidad que nos permita pensar, creer y soñar en una nueva sociedad. Estoy seguro que será como un fuego que los impulse a servir más y mejor.

San Ignacio, en su época, también vivió tiempos revolucionados, con cambios muy profundos, tiempos de crisis social, eclesial y moral, pero él (Ignacio) en medio de las vicisitudes y dificultades, supo discernir los tiempos y trazarnos un camino en el cual el centro fuese Cristo y la oración la mejor herramienta para descubrir su voluntad.

Aprendamos del contexto y veamos qué oportunidad de crecimiento, de compromiso y de servicio se nos presenta el día de hoy, cómo, al volver hoy a reencontrarnos en el colegio podemos seguir aportando en el desarrollo de nuestra ciudad, región y país, con más justicia y con mayor igualdad.

Quisiera también, en este momento dar un saludo especial a quienes llegan por primera vez a nuestro querido San Mateo. A nuestros alumnos y alumnas nuevas (que levanten la mano, para poder verlos, especialmente a quienes han ingresado a primero medios. A ustedes, niños, niñas y jóvenes, la más cordial bienvenida, que tengan un buen recibimiento en sus cursos, que puedan conocer y compartir con sus nuevos compañeros y compañeras, con sus nuevos profesores y profesoras, que su paso por el Colegio San Mateo marque una etapa muy buena en sus vidas.

También quiero saludar a los nuevos funcionarios que llegan al colegio. Les invito a que se pongan de pie cuando los vaya presentando, para brindarles un caluroso aplauso de bienvenida:

  • Pilar Mansilla, Asistente de NB1
  • Javiera Aguilar, Educadora de párvulos
  • Víctor Pérez, Profesor de Historia y Ciencias Sociales
  • Claudio Tejeda, Profesor de Física
  • Álvaro Maldonado, Profesor de Inglés
  • Sergio Hueicha, Asistente de mantención

También quiero saludar a algunos compañeros y compañeras llegaron en el transcurso del año 2019 y que continúan junto a nosotros este año:

  • Tatiana Cárdenas, parte del equipo de administrador
  • Hilda González, profesora de música
  • Gabriela Martínez, terapeuta ocupacional
  • Mariana Gómez, asistente de NB1
  • Padre Cristián Contreras SJ, capellán del segundo ciclo

Sean todos y todas muy bienvenidos y bienvenidas. Que tengamos un gran año 2020. Pidámosle al padre Dios que los desafíos que nos depara este nuevo año académico sean iluminados por su espíritu y que con su fuerza podamos seguir acompañando a las futuras generaciones del Colegio San Mateo hacia su desarrollo integral, como personas conscientes de su rol en la sociedad, competentes en su quehacer, compasivas con los que más sufren y comprometidas con el servicio.

En esta acto damos por iniciado oficialmente al año académico 2020, Muchas Gracias.

REDES AMIGAS