Colegio San Mateo habilita a una profesional para recibir datos sobre casos de abusos sexuales

APOYO. Recinto tomó la decisión luego que desde Estados Unidos se entregara una lista de sacerdotes que cometieron este delito, entre los que figura Jeffries Burton (fallecido en 2011), quien estuvo en Osorno entre 1961 y 1965.

Recepcionar cualquier dato sobre eventuales abusos sexuales que hayan ocurrido en el establecimiento o que tengan como víctimas a ex alumnos, es el objetivo de la oficina que está a cargo de la profesional Andrea López. Ello, luego que se conociera desde Estados Unidos que un sacerdote que estuvo en la década del ’60 en Osorno, aparece como autor de este tipo de delitos.

Y es que a inicios de semana se conoció que desde Maryland, Estados Unidos, la Provincial de la Compañía de Jesús dio a conocer una nómina con nombres de jesuitas acusados de abusos a menores de edad, casos que venían ocurriendo desde 1950.

Entre ellos figura el del fallecido Jeffries Burton, quien dejó de existir el 2011. El jesuita estuvo en el Colegio San Mateo de Osorno entre 1961 y 1965, periodo en el cual estaba en su periodo de magisterio, donde compartió con alumnos locales.

Aportar antecedentes

Ante este escenario, el establecimiento dirigido por el rector Alejandro Aguirre, decidió hacer público los antecedentes llegados desde Norteamérica y, de paso, disponer de la oficina a cargo de la profesional Andrea López para que quien tenga datos y antecedentes vinculados a este tipo de hechos, los entregue para que sean analizados.

“Ellos (la Provincial de Maryland) hicieron público un listado de miembros de la congregación que durante 1950 fueron acusados e investigados por abusos a menores de edad. En el caso de Burton, él estuvo en el colegio en su etapa de formación de estudiante jesuita para ser sacerdote y colaboró con otros sacerdotes en actividades como liturgias, clases y procesos de acción social, y su vinculo fue con alumnos de media”, expresó el rector.

Por su parte el capellán del colegio, Nelson Peña, sostuvo que la idea de poner en la web del colegio la información del caso es que si alguien tuviera eventuales datos lo haga llegar.

“Como colegio estamos generando espacios y cultura de prevención, poniendo los medio necesarios para que los niños crezcan sanos como lo han sido por años. Hay un protocolo de prevención y vamos generando conciencia en la comunidad. Ahora hemos dispuesto a una persona para que se encargue de recibir la información de eventuales hechos que podrían haber existido”, comentó el religioso.

Confianza

Si alguna persona tiene información o quisiera entregar su testimonio concerniente a un eventual caso, el estableciendo de Barros Aranas dispuso a la asistente social Andrea López, encargada de Prevención y Denuncias, como la funcionaria que recepcionará la información.

“Esto nace porque desde Santiago, el provincial envía un comunicado diciendo que la información de Maryland vincula a un sacerdote que estuvo de paso en Osorno. Ahora la idea es entregar asesoría o ayuda si es que alguien de alguna manera en esa época se sintió vulnerado y transparentar el tema de los abusos, un problema mayor que ha debido enfrentar la Iglesia”, comentó.

López sostuvo que en la actualidad los alumnos que estuvieron en esa época en el colegio deben ser mayores de 50 años, por lo que realizó la invitación -si es que tienen antecedentes- los canalicen a través de ella al email andrea.lopez@sanmateo.cl.

“Ahora si alguien no se siente en confianza, lo puede hacer directamente con la Provincial en Santiago, donde se han dispuesto de asesorías con abogados. En el caso local se realizarán entrevistas y de ahí se remiten a las oficinas centrales sobre eventuales abusos, con este sacerdote o con otros”, sostuvo.

Investigaciones

La publicación de los nombres generó diversas reacciones en torno a la Compañía de Jesús. Ante ello Robert M. Hussey, SJ Provincial de Maryland, emitió una declaración donde manifiesta que “alentamos a cualquier persona que sospeche abuso por parte de algún clérigo o empleado de la Provincial para comunicarse con las autoridades civiles locales y / o la oficina de la Provincia de Maryland”.

Añadió que “en esta temporada de Adviento, cuando escuchamos la promesa de la venida de Dios entre nosotros, oramos por todas las víctimas de abuso y por nuestra Iglesia, y nos esforzamos ahora por participar en el futuro que Dios está creando”, culmina la misiva.

Según los antecedentes conocidos, la denuncia en contra de Jeffries Burton es del año 1982, cuando ejercía como coordinador de pastoral juvenil en la Diócesis de Charlotte, y el año 2007, luego de la investigación canónica, fue removido del ministerio sacerdotal.

Fuente: Sergio Silva / Austral de Osorno

2019-01-17T15:58:18+00:00